Disolver el régimen económico matrimonial tras el divorcio

Al casarnos, aceptamos unas relaciones económicas con el otro cónyuge. Existe un patrimonio que debe ser administrado. Esto se regula por el régimen económico matrimonial, que puede ser de varias formas. ¿Las conoce?

  • Régimen económico de separación de bienes. Regímenes en los que los bienes son de cada cónyuge, no hay bienes comunes, y cada uno tiene la propiedad de sus propias posesiones.
  • Régimen económico de comunidad. Hay una serie de bienes que se hacen comunes. Las comunidades pueden ser de dos tipos:

Comunidad universal. Todos los bienes se hacen comunes a los cónyuges, tanto los obtenidos a título oneroso como los obtenidos a título gratuito. Comunidad con bienes privativos del marido, bienes privativos de la mujer y bienes comunes. A éste tipo pertenecen el régimen de consorciales (régimen legal del derecho aragonés) y el régimen de gananciales (régimen legal del Código Civil). El patrimonio privativo de cada uno de los cónyuges está formado por los bienes adquiridos a título gratuito, constante el régimen económico matrimonial, y aquellos que cada uno de los cónyuges tenía antes de contraer matrimonio. El patrimonio común es el formado por todos los bienes adquiridos a título oneroso, con dinero privativo (debe demostrarse). Será común el salario o rendimiento profesional obtenido por el trabajo de cada uno así como los rendimientos y frutos de los bienes privativos y comunes. Cuando se plantea el divorcio, una de las primeras preocupaciones es cómo van a quedar repartidos los bienes que durante el matrimonio eran comunes. Para resolver la cuestión de la disolución del régimen económico matrimonial, necesitará la ayuda de un buen abogado. En el régimen de separación de bienes, la liquidación será más sencilla. Pero en el caso de haber un régimen de comunidad es más complicado; si no se pacta lo contrario, a cada cónyuge le corresponderá la mitad del haber común. Nuestros expertos en derecho de familia le ayudarán a repartir sus bienes debidamente. Puede venir a visitarnos en nuestro despacho de abogados en Mallorca cuando desee, estaremos encantados de ocuparnos de su caso.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE