¿Cómo pasar de un divorcio contencioso a un divorcio de mutuo acuerdo?

Como hemos explicado en alguna ocasión, los divorcios pueden llevarse a cabo, desde el punto de vista del procedimiento, de dos formas básicas: divorcio de mutuo acuerdo y divorcio contencioso.

En el primer caso el matrimonio está conforme con divorciarse y además, con todas las medidas que deberán acordarse como resultado del mismo y que afectarán al futuro familiar (custodia, visitas etc.) y económico (pensión de alimentos, compensatoria…). Una de las modalidades más utilizadas es el divorcio express.

Por el contrario, el divorcio contencioso supone una batalla legal entre las partes que no están conformes con todos o alguno de los acuerdos y que tratarán de que el Juez se pronuncie a favor de cada uno.
Por supuesto, los divorcios de mutuo acuerdo son mucho más convenientes para las partes por muchas razones: por el ahorro de tiempo y dinero que supone y por la menor carga emocional del proceso.
En algunas ocasiones, el matrimonio comienza un proceso de divorcio de manera contenciosa y durante el mismo deciden llevarlo a cabo de mutuo acuerdo, una vez valoradas las ventajas de este.

¿Qué hacer en caso de querer cambiar un divorcio contencioso a uno de mutuo acuerdo?

La Ley contempla esta posibilidad y como tal la describe en la Ley de Enjuiciamiento Civil, concretamente en su artículo 770.

Para hacerlo, se deberán cumplir una serie de requisitos, aunque el más importante será que sepan plasmar todos esos acuerdos en un documento de conformidad.

Los cónyuges deberán entregar firmada una propuesta de Convenio Regulador. Se trata de un documento que recoge los acuerdos más importantes que deberán acordarse relativos a cuestiones como la custodia de los hijos, la pensión de alimentos y si corresponden la compensatoria, régimen de visitas, reparto de los bienes en común etc.

Si existen hijos menores en común, el Ministerio Fiscal deberá revisar el convenio y asegurarse de que están protegidos los intereses de estos.

Una vez revisado por el Juez, con la aprobación del Ministerio Fiscal, este podrá dictar sentencia de divorcio, oficializando de esta forma el mismo y todos los acuerdos adoptados en el Convenio Regulador deberán empezar a aplicarse.

Para los trámites de divorcio, durante todas las fases, es muy importante contar con abogados especializados en divorcio que puedan asesorarle y defender sus intereses.

Nuestro abogado matrimonialista de Mallorca podrá prestarle toda la ayuda que necesite para tramitar su divorcio con todas las garantías. No dude en contactarnos.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE