¿Cómo se notifica una demanda de divorcio?

¿Cómo se notifica una demanda de divorcio?Cuando una pareja desea divorciarse, bien de mutuo acuerdo o de forma unilateral, se debe presentar una demanda de divorcio ante el Juzgado.

Para iniciar un divorcio, es imprescindible que hayan transcurrido 3 meses desde la celebración del matrimonio. No es necesario haberse separado previamente para presentar una demanda de divorcio. Tampoco habrá que acreditar un motivo por el cual se desee divorciarse, respetando el principio de libertad de los cónyuges.

Una vez que sabemos que este requisito se cumple, tanto si se ha celebrado un matrimonio civil como eclesiástico, podremos solicitar el divorcio presentando una demanda judicial. Esta podrá ser de mutuo acuerdo cuando ambos cónyuges estén de acuerdo con el proceso de divorcio. Pueden presentarla los dos de forma conjunta o uno de ellos con el consentimiento del otro. De esta forma, se presenta una única demanda y ambos pueden estar representados por el mismo procurador y letrado, haciendo más ágil y económico el proceso.

Por otro lado, nos encontramos con las demandas de divorcio contencioso. Estas se realizan cuando, al no existir un acuerdo mutuo entre los cónyuges, uno de ellos inicia el proceso presentando de forma unilateral la demanda de divorcio. Cada uno de ellos estará representado por su propio letrado y procurador.

En este caso, el cónyuge interesado en iniciar el proceso de divorcio solicitará la demanda de divorcio, que le será notificada al otro cónyuge. La notificación le llegará al domicilio donde resida, y deberá realizar una contestación ante la demanda de divorcio.



¿Cómo debemos presentar la demanda de divorcio?

Junto a la demanda de divorcio deberemos adjuntar los siguientes documentos:

  • Poder general para pleitos: Es un documento emitido por un Notario o por un funcionario del juzgado por el que se le otorgan poderes a un procurador para que represente al cónyuge o cónyuges que presenten la demanda de divorcio, y actúen en su nombre ante los juzgados y tribunales.
  • Certificado literal de matrimonio: Se solicita en el Registro Civil del lugar donde se celebró el matrimonio.
  • Certificado literal de nacimiento de los hijos: Se solicita en el Registro Civil del lugar donde nacieron los hijos.
  • Certificado de empadronamiento: Se solicita en el Ayuntamiento del lugar de residencia de los cónyuges.



Además, en el caso de la demanda de divorcio de mutuo acuerdo, se deberá adjuntar el convenio regulador pactado por ambas partes en el cual se recojan los acuerdos fundamentales que regirán después del divorcio.

En una demanda de divorcio contencioso se deberá adjuntar las escrituras públicas que acrediten los bienes comunes del matrimonio, documentos privados, certificados bancarios, contratos de trabajo y nóminas, certificados de desempleo y cualquier otro documento público y/o privado que sirva para acreditar lo solicitado por el cónyuge demandante.

Una vez presentada la demanda formalmente, se le enviará una notificación al otro cónyuge (el demandado) a través de los juzgados. Una vez que recibe y firma la notificación en su domicilio, este se da por apercibido. A partir de entonces dispone de 20 días hábiles en los que deberá dar una respuesta a la demanda.

La respuesta a la demanda de divorcio se realizará por escrito y se dirigirá al juzgado. En esta contestación debemos expresar claramente si estamos de acuerdo con el contenido de la demanda o si por el contrario queremos presentar alguna alegación y una posible propuesta, justificando nuestra postura.

Es esencial que la demanda y la contestación incluyan aspectos fundamentales que se tienen que tratar en un proceso de divorcio, como son la guarda y custodia de los menores, la pensión compensatoria y de alimentos, el reparto de bienes...

En caso de que el demandado haya sido notificado y no presente ninguna contestación a la demanda por escrito, el tribunal entiende que el demandado está de acuerdo con los términos recogidos en la demanda de divorcio. En el proceso de divorcio, esto deriva en una declaración por rebeldía, que significa que el demandado pierde el derecho a argumentar cualquier punto del divorcio y se sobre entiende que está de acuerdo con todo lo expuesto. También existe la posibilidad de que, tras haber ingresado la declaración de rebeldía, el demandado solicite su desestimación para poder disputar el divorcio. Si se produce este supuesto, el apelado deberá aportar al juez una justificación que respalde su petición.

Si desea divorciarse de inmediato y resolver el proceso con la ayuda de un equipo de abogados de familia con experiencia en la materia puede contar con nuestros profesionales en Abogado Divorcio Mallorca. Nuestros expertos en Derecho de Familia han resuelto numerosos casos de divorcio con éxito y sabrán ayudarle ofreciéndole una asesoría personalizada atendiendo a sus necesidades y a las particularidades del caso. Solicite ahora más información.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE